Aire fresco en la enseñanza de español en Japón

El sábado 23 de febrero volví a enamorarme. Vais a pensar que soy una frívola, pero dejadme explicaros por qué. GIDE, nuestro grupo de investigación, organizó un simposio para dar a conocer las tablas de contenidos que estamos elaborando con el fin de unificar criterios en lo referente a la enseñanza del español en Japón. El programa del simposio fue como sigue:

Sae Ochiai, miembro de GIDE y profesora de español, nos presentó brevemente la trayectoria del trabajo de GIDE y, con más detalle, la tabla de contenidos.

A continuación, el profesor Tohsaku, de la Universidad de California, San Diego, nos presentó su visión entusiasta, bien elaborada, profesional, de lo que debe ser una programación académica que aspire a convertirse en estándar para un idioma.

En tercer lugar intervino el profesor Fukushima, que nos planteó algunos dilemas sobre renunciar o no a la tradición gramatical japonesa.

Para cerrar, hubo un turno de intervenciones de los asistentes en animado de debate, moderado por la profesora de español y también miembro de GIDE, Hiroko Omori.

La conclusión del simposio fue muy positiva para nuestro trabajo. Hay cosas que mejorar, pero estamos en el buen camino.

¿Y de dónde procede este enamoramiento? De las palabras, la convicción, el entusiasmo del profesor Tohsaku.
– La enseñanza de una nueva lengua debe contribuir al desarrollo global de las personas
– La forma en que esa lengua se enseñe contribuirá (o no) a que el alumnado alcance una competencia comunicativa global
– La determinación de objetivos claros y acordes con el nivel redundará en los contenidos, la metodología y la evaluación.
– Los contenidos gramaticales son un recurso al servicio del objetivo prioritario que es la comunicación.

Para quienes estén más habituados al MCER esto que acabo de enumerar puede ser una obviedad, pero en Japón es una bocanada de aire fresco. Y esas palabras vinieron a respaldar la orientación del trabajo de GIDE.

Una opinión en “Aire fresco en la enseñanza de español en Japón

  1. Ali

    Me alegro mucho de esa bocanada de aire fresco que ha entrado en la enseñanza de español en Japón, y de que fuera tan bien el simposio. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *