El imperfecto y su imperfectividad

El título de esta entrada parece, quizá es, una perogrullada. Pero muy necesaria.
En la entrada anterior, en la que hablaba del imperfecto de fantasía y de que no había que confundirlo con el subjuntivo, quedó en el aire la duda de Irukiña que se preguntaba por qué el imperfecto “se nos cuela” en tantos contextos.

La característica fundamental de este tiempo es que no señala un tiempo determinado, como lo hacen el perfecto simple y el compuesto. “He hablado” o “hablé” presentan el hecho como dentro de un cuadro, enmarcado, terminado “perfecto”, es decir acabado. Otra cosa es a qué tiempo alude cada uno.

En cambio, “hablaba” no nos señala ningún limite. Presenta el hecho en proceso, en desarrollo. Es imperfecto en el sentido de que no nos habla de límites. Esta característica ha dado lugar a no pocas conceptualizaciones erróneas en el aula de ELE. Pero también, esta característica le permite aparecer en diferentes contextos. En unos casos lo que expresa es estrictamente temporal y lo podemos relacionar con el presente de indicativo. (Ver la entrada que habla de esto). En otros, lo que expresa está unido al contexto, al discurso (son los llamados valores discursivos, frente a los temporales).
Uno de estos valores, unido al contexto es el de ‘cortesía’. “¿Podía hablar con usted?” es claramente presente; equivale a “¿Puedo hablar con usted?”. Solo el hecho de que en contexto presente usemos una forma de pasado nos hace ver que hay otro sentido que no es el temporal.

Con el imperfecto de fantasía ocurre algo similar: las niñas de la entrada anterior están jugando “en presente” y una propone: “Tú eras la médica y yo era la enfermera”. El uso, de nuevo, de un pasado en un contexto de presente dirige nuestra atención hacia el hecho de que se quiere expresar otra cosa. parafraseando a esa niña, podríamos decir: “Vamos a jugar y hacemos como si fueras la enfermera y yo la médica”.

La unión de un contexto presente y el uso de ese imperfecto “sin limites” produce como resultado un hecho expresivo nuevo unido indisolublemente al contexto.

Os planteo una pregunta que me han hecho muchas veces. Llaman a la puerta y la persona que abre dice al ver quién es: “¡Ah! Eres tú / ¡Ah! eras tú”. ¿Qué diferencia hay entre ambas reacciones?

2 opiniones en “El imperfecto y su imperfectividad

  1. Pepito Grillo

    Mmmmm…

    no estoy muy de acuerdo con lo de “En cambio, “hablaba” no nos señala ningún limite. Presenta el hecho en proceso, en desarrollo. Es imperfecto en el sentido de que no nos habla de límites.”

    Creo que esto lleva a confusiones por parte de los alumnos cuando escuchan a alguien decir:

    “pues yo el verano pasado iba mucho a la playa”
    Esto tiene límites: el verano pasado

    Creo que la diferencia es la perspectiva del hablante:
    – Abro la puerta y describo lo que tengo delante “ah, eres tú”

    – Abro la puerta y digo : “ah, eras tú” (el que estaba tocando el timbre sin parar / el que llamaba a la puerta / …)

    1. Concha Moreno García

      Claro. El pasado está terminado. Por eso delante de ‘imperfecto’ aparece la palabra ‘pretérito’.
      El verano pasado ya no es presente, pues, y está metido en su cuadrado de tiempo terminado. Cuando hablo de acción en proceso, me refiero a eso, a la acción.
      “El verano pasado iba mucho a la playa”, no señala más que la frecuencia, se refiere especialmente al hecho de ir dentro de un marco temporal terminado.
      En cambio, “el verano pasado fui mucho a la playa” hace coincidir la acción y el marco temporal. Se fija más en el tiempo que en el hecho de ir. Es como si tuviéramos una viñeta y con el imperfecto señaláramos el dibujo y con el perfecto simple señaláramos el cuadro de la viñeta. Otra cosa que querría aclarar es que esta explicación hay que darla en un nivel avanzado. Mi respuesta iba destinada a la duda planteada por una profesora que se preguntaba por qué el imperfecto “podía” expresar cosas tan dispares. Y, repito, puede hacerlo porque es imperfectivo, como el presente o el futuro. Casualmente estos tres tiempos son los que más usos no temporales tienen.
      Coincido contigo en que la elección de una posibilidad u otra depende de la intención del hablante, pero esta intención no explica esa versatilidad del imperfecto.

      Muchas gracias por pasarte por aquí y contestar.
      Haré otra entrada para esa pregunta que plantée.
      Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *