Hace tres meses

Vista desde el salón

Hace tres meses que llegué a este país. Se me han ido en un soplo. Solo puedo contaros cosas buenas. No es que idealice, es que estoy siendo muy afortunada. Las clases van muy bien. Hay días maravillosos y otros en los que hay que echar el resto porque “tienen sueño”. Ya les he dicho que esa enfermedad recorre peligrosamente las aulas.
🙂
Mis amigas y amigos son un lujo. La lista de los motivos por los que digo esto es muy larga. Algún día la especificaré, pero no ahora, que, si no, me echarán la bronca.

Vivo en Kichijouji, en una casita muy agradable, no demasiado lejos de la Universidad. Me encanta la comida.
Y gracias a las TIC sigo en contacto con mi gente.
¿Qué más se puede pedir? Sí, encontrar una peluquería; y eso también lo he encontrado. Os pongo la foto de hoy, me la he hecho al llegar a casa después de pasar por allí a pegarme un buen corte.
Estoy realmente contenta y agradecida. Y quería compartirlo.

Etiquetado en:, ,

10 opiniones en “Hace tres meses

  1. Martina Tuts

    Creo que sentirse bien tiene mucho que ver con todas esas cosas sencillas que nos brinda la vida. Y con estar a gusto con una misma. Es una alegría verte así de contenta. ¡Quién hubiera pensado nunca que Japón te sentaría tan bien! ¿Recuerdas a tus alumnos del año 1974? ;-))))

    1. Concha Moreno García

      Tienes razón. Muchas gracias por alegrarte conmigo. Sí, tengo muy presente a aquel grupo de señores japoneses con los que mi primer contacto con alumnado nipón fue tan desastroso- Pero ¡cómo aprendí de aquel fracaso! Hoy ya no lo considero así, puesto qe me enseñaron mucho 🙂

  2. Mônica Lemos

    Querida Concha:
    Estás experienciasnos hace crecer un poco a cada día. Qué suerte que te llevas la vida así de contenta. Pues, nada es peor que estar en un sitio donde no te quiere bein.
    Creo, también, que eso te pasa por la persona que eres. Tú irradias mucha luz. Qué sigas así!

  3. Ali

    Qué ilusión leer que te va todo tan bien y que estás tan a gusto. Seguro que, en parte, si te pasan cosas buenas, estás rodeada de grandes personas y vives experiencias enriquecedoras es porque eso es lo que tú misma generas. Un abrazo muy fuerte.

    1. Concha Moreno García

      Alí, qué bonito. Gracias. Esto es como ese dicen de las leyes universales. Si creas buen ambiente, recibes buen ambente. Si te tratan bien, no puedes (no debes) devolver antipatía.
      Otro abrazo para ti.

  4. Mª Jesús Prieto

    Estoy mirando por la ventana de tu salón, y creo haber percibido la sombra de Adán y Eva escabullirse entre los árboles… ¿seguro que estás en Kichijouji y no en el paraíso???
    Desprendes tanta felicidad y alegría que contagias Concha…
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo inmenso.

    1. Concha Moreno García

      La verdad es que algo de eso parece, pero no, ellos no se pasean por aquí. Quien sí lo hace es un gato negro muy simpático y algunas amigas y amigos. Sí, estoy contenta y a días, cansada; pero sobre todo contenta.
      Gracias a ti por alegrarte conmigo
      Otro abrazo del mismo tamaño 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *