Vida cotidiana. El tren y la SUICA

Hoy me ha pasado una de esas cosas que me sorprenden aunque no debería.

He tomado el tren en una línea que no es la mía habltual. Ningún problema. He ido al sitio, he vuelto y, al salir, en lugar de hacerlo por “mi” salida, lo he hecho por otra.
Aquí existe una tarjeta llamada SUICA (al menos en Tokio), que es como una tarjeta de débito pero solo para el tren y el autobús. Bueno, también puedes sacar bebidas de las máquinas pagando con ella.  Al entrar y al salir de las estaciones tienes que poner la SUICA en una pantallita para que el torno te dé acceso. Cuando no tienes dinero, la máquina pita y tienes que recargar la tarjeta. Hasta aquí todo aceptable. Hay que decir que el transporte es caro, eso sí.

Como decía, al dirigirme a la salida, me he metido por un torno que no era. He puesto la SUICA, que me ha cobrado los 130 yenes de rigor. Luego la he vuelto a poner, pero ha pitado. ¿Por qué? Porque ya había pagado y la SUICA no te cobra dos veces por lo mismo. He ido a la cabina del responsable (en cada estación hay una persona encargada de atender y ayudar a los clientes). Le he entregado mi SUICA, que sí tenía dinero. El señor la ha metido en el ordenador y me ha devuelto los 130 yenes. Simple ¿no?

 

3 opiniones en “Vida cotidiana. El tren y la SUICA

  1. Ali

    Pues sí, simple… Más de una vez he tenido esa sensación de que nos sorprenden cosas que no deberían porque tendrían que ser lo más normal del mundo, o de lo contrario: cosas que sí que deberían dejarnos con la boca abierta nos parecen la mar de normales por lo habituales que son (y no deberían).

  2. Martina Tuts

    Estupendo sistema para sugerírselo a la Espeonza de Madrid, pero al revés… que te cobre la SUICA hasta por respirar el aire acondicionado de los wagones. Y eso, mientras no nos lo quiten, por ahorrar, claro.

  3. Trapisonda

    Así funciona ese país. A mí que me parecía Tokyo una ciudad inaccesible, sin embargo puede atreverme a moverme por ella y patear diferentes zonas y calles, gracias a esa tarjeta que lo único que te exige es que tengas crédito. No es necesario pensar en más para coger cualquier línea de metro o JR en Tokyo. Te facilita el no tener que convalidar los billetes de metro en las máquinas, ya que en Tokyo pagas en función de la distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *