En CANELA, el Congreso de Nagoya 2012

La universidad de Nanzan está rodeada de verde

Hola:

Hace más de un mes que no venía por aquí. La verdad es que el ritmo de vida desde que estoy en Japón no ha disminuido en comparación con el de Madrid, solo que ahora los motivos son otros para este sentimiento de que el tiempo vuela.

Sin ir más lejos, el pasado fin de semana tuvimos el Congreso de CANELA en Nagoya, en la universidad de Nazan y, aunque no tenía nada preparado, asistí como oyente y me encantó por varias razones:

Con Wasa sensei dos años después

– Una fue encontrarme allí con personas conocidas cuando estuve aquí hace dos años. También descubría a personas con las que espero seguir en contacto.
– Otra, ponerles cara a alumnos y alumnas de diferentes másteres. Nos habíamos comunicado por correo o por FB, pero no es lo mismo que verse en persona o charlar tomando un vino o una cerveza.

Con Ángeles,enamorada de Japón

– Una más fue reencontrar a una antigua alumna, que lo fue hace más o menos 25 años en Salamanca. Fue una sorpresa y una auténtica alegría.
No hubo tiempo para visitar la ciudad, pero sí pudimos ir a comer las famosas alitas de pollo de Nagoya en una izakaya (una taberna a la japonesa) en medio del buen humor y la alegría.

Buen humor y comida y bebida muy buenas

En lo referente al Congreso, me interesaron las aportaciones de gente que enseña aquí, que conoce esta realidad que no fomenta la comunicación, pero estas personas se esfuerzan y ponen todo de su parte para conseguir que la famosa vergüenza japonesa ante la mirada de los demás tenga menos peso que el deseo de aprender a expresarse.
Me encantó compartir mi escasa experiencia de dos meses “in situ” por un lado, y, por otro, compartir mis propios esfuerzos en la misma línea.

Un descubrimiento fue el profesor de fonética Kimura, quien, además de hablarnos de las peculiaridades de la fonética japonesa y cómo influye en la manera de pronunciar el español del alumnado japonés, nos presentó una solución muy original basada en los tonos del aparato que tiene en la mano en la fotografía.
Cuando estuve aquí en el Congreso de Hispanistas de 2010, invitada a participar en una mesa redonda, yo hablé del papel de profesorado a la hora de ir cambiando las cosas poco a poco. Oír y participar en los diferentes talleres me hizo ver que aquellas ideas enlazan con los que se está haciendo.
Ojalá al terminar mi estancia pueda hablar de forma más sistemática de todo esto.
De momento, en junio daré un taller para reflexionar con mis compañeras y compañeros sobre nuestro trabajo y la mejor manera de rentabilizarlo en beneficio de ese objetivo común que es ayudar a quienes quieren expresarse a encontrar las palabras, como me han dicho esta mañana.

No quiero dejar de mencionar la cena que nos ofrecieron el sábado por la tarde noche y antes de la cual el Rector de la Universidad tocó la guitarra acompañado por la maravillosa voz de su esposa.

Para terminar unas imágenes de Nagoya. No me dio tiempo a más.
Etiquetado en:, , , ,

2 opiniones en “En CANELA, el Congreso de Nagoya 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *