PASEOS Y DESCUBRIMIENTOS

El domingo tuve un día muy agradable. Con Yumi san fuimos primero al Ayuntamiento de Tokyo y subimos a sus torres para contemplar la gran ciudad desde las alturas. Sin mirar con atención, me hizo pensar en Sao Paulo. Después fuimos a un estupendo restaurante a comer ‘tempura’. Nada que ver con la que había comido en España: esta estaba deliciosa y no me dejó pesado el estómago. Comimos viendo cómo el cocinero preparaba la comida. Daba gusto. Además hablaba con los clientes. Con nosotras también. Bueno, conmigo por persona interpuesta. A nuestro lado había una familia que nos preguntó de dónde era yo y empezamos a hablar entre japonés, inglés y algunas palabritas de español porque la pareja había estado en España de Luna de miel. ¿No es genial?

Al salir del restaurante fuimos a Harayuku a visitar el santuario sintoista de Meijn (Meijn jingu). Un paseo entre árboles para llegar al templo y encontrarnos con una boda. ¡Qué suerte! ¿No?

Para rematar la tarde nos dimos un baño de multitudes paseando por Takeshita doori (calle) en el mismo barrio. Nos tomamos un té y de vuelta a casa en tren.

Además,  anoche salimos a cenar a un sitio que lleva por nombre genérico Isakaya (algo así como ‘tasca’) y de nuevo probamos cosas deliciosas. Si no paro de comer así, mi sueño de volver más delgada se va a esfumar 🙂

Y el gran día llegó: me he traslado a la que será mi casa. ¡Qué emoción! Todo está colocado. Faltan cositas, pero se puede decir que me siento en casa.

Constataciones: la amabilidad ya comentada; la cordialidad y el afecto de las personas que me rodean, dispuestas a ayudarme en todo momento. La variedad de la comida japonesa, que va más allá de lo que yo conocía en España. Mi poca sensibilidad a los temblores: hubo uno el otro día. Mi compañera lo sintió. Yo no.

Etiquetado en:, ,

4 opiniones en “PASEOS Y DESCUBRIMIENTOS

  1. Ali

    ¡Cómo me gusta leer sobre tus paseos y descubrimientos! Me alegro de todas tus buenas experiencias. Sí, genial esa conversación mantenida entre japonés, inglés y algunas palabritas de español :-). Y sí, qué suerte que os encontrarais con una boda :-). Qué gracia lo de «tu sueño de volver más delgada», jiji.

    Me alegro un montón de que desde el primer día te hayas sentido en casa y de que estés rodeada de gente amable que te brinde afecto y te eche una mano en esta gran aventura. Y oye, si eres poco sensible a los temblores, perfecto :-).

    ¡Besitos! 🙂

    1. Concha Moreno García

      Alí, es estupendo saberte al otro lado compartiendo lo que comparto. No solo mirando, también haciéndome llegar tu sentir. Es muy de agradecer saber que no solo se leen mis entradas. Un abrazo 🙂

  2. Anonymous

    Hola. Gracias por compartir. Si estamos a 4 de abril, miércoles, y el día que fue al Ayuntamiento es el domingo, 1 de abril, o sea, un momento que ya acabó, ¿no uso el pretérito indefinido? Tengo dudas. Abzs.

  3. Concha Moreno García

    Hola, anónimo. Tienes toda la razón. Esta mezcla es prueba de, primero, la inestabilidad en el uso (también en el de las profesoras ;-)- y, quizá, de que sentía emocionalmente más cerca los momentos en perfecto compuesto. Voy a rectificar para evitar confusiones entre mi alumnado. Gracias por la llamada de atención 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *