Reflexiones compartidas. Las pasivas con ‘se’

Este es un tema que causa confusión, por eso recojo aquí algunas reflexiones que ya aparecen en Temas de gramática y otras surgidas de los debates en las clases.

Construcciones con ‘se’

Recordemos, antes de empezar, que el sujeto gramatical es la palabra que concuerda con el verbo. Si esta palabra no existe en la oración, decimos que el sujeto está implícito o que no existe.

  1. Las profesoras están en clase.
  2. Me gustan los libros de historia.
  3. Me han dicho que no vienen.
  4. No hay nadie.
  5. Se está bien aquí.

En los ejemplos anteriores se producen los siguientes fenómenos.

  • En 1 hay un sujeto y un agente que coinciden.
  • En 2 hay un sujeto gramatical que no representa al agente.
  • En 3 no aparecen ni el sujeto ni el agente. Está implícito.
  • En 4 y en 5 no hay sujeto.

Entendemos por agente la persona, animal o elemento inanimado que realiza la acción expresada por el verbo.

  • Persona: Me hijo acaba de llamarme.
  • Animal: El perro está ladrando.
  • Elemento inanimado: La lluvia cae lentamente.

En los ejemplos anteriores el sujeto y el agente coinciden.

1. Pasiva impersonal

En las construcciones pasivas impersonales hay un sujeto implícito que no se expresa. Las pasivas impersonales se reconocen:

  • Por tener una estructura fija:

se + verbo en tercera persona de singular + complementos. 

           Si el complemento es directo de persona, vaprecedido de a.
> Creo que por fin se ha detenido a los ladrones del supermercado.
< ¡Ya era hora!

  • Por servir para:
    • no expresar el sujeto, bien porque no lo conocemos, bien porque no nos interesa mencionarlo.

> En este país se vive muy bien.
< Sí; y, además, se come de maravilla.
> Tú siempre pensando en la comida.

    • presentar como general una afirmación que normalmente incluye al hablante.

> Niño, antes de entrar, se llama a la puerta.
< Es que no sabía que estabas ahí.
> ¡Bueno, qué! ¿Se va a la huelga, o no?
< ¡Cómo que se va! Aquí estamos todos implicados, así que no te escabullas.

  • Por no poder construirse con verbos reflexivos (ya tienen un se). En ese caso, hay que usar otra fórmula, por ejemplo: hay que…, uno…, la gente…, etcétera.

> ¡Qué sorpresa me he llevado! Aquí la gente se ducha muchísimo.
< ¡Pero bueno! Tú creías que éramos unos guarros, ¿o qué?

2. La pasiva refleja

La pasiva refleja coincide con la pasiva impersonal en que:

    • sirve para omitir el agente de la acción.

Tiene una estructura parecida, pero con un elemento nuevo: un sintagma nominal que concuerda con el verbo y que representan al sujeto gramatical.
se  + verbo en singular / plural + sustantivo(s) concertados(s).

La pasiva refleja coincide con la pasiva con ser en que tienen un sujeto paciente. 

  • Las puertas(sujeto gramatical) de este edificio son abiertas a las siete de la mañana.
  • Las puertas (sujeto gramatical) de este edifico se abren a las siete de la mañana.

> Mira, las facturas se clasifican por cliente.
< ¡Ah! Pues en mi trabajo anterior se clasificaban por fechas.
> ¿Que no sabes cómo hacerlo? Pues es muy fácil: se buscan los documentos, se colocan en su archivo correspondiente y ya está.
< Bueno, bueno, no te pongas así, que sólo te he hecho una pregunta.
> Lo sentimos; en este edificio no se alquilan pisos.
< ¿Ni siquiera en verano? 

2.1.         Expresión de involuntariedad
Hay una serie de construcciones parecidas a las pasivas reflejas, que sirven:

  • para expresar que una acción ocurre sola, sin la intervención de un agente humano;
  • para eludir la responsabilidad de algo desagradable.

Estas construcciones suelen llevar un pronombre indirecto que tiene dos funciones:

  • indicar la persona que está implicada en la acción o que es su causante;
  • expresar de quién es la cosa que recibe la acción del verbo.

> ¿Adónde vas?
< A la óptica, a hacerme gafas nuevas; las otras se han roto.
< Creo que se  ha perdido la agenda con todas las direcciones.
> ¿Que se ha perdido? ¡Si sólo la usas tú!

Si a los ejemplos anteriores se les añade el pronombre me, sabremos quién ha intervenido en la rotura de las gafas (yo), y quién se esconde detrás de ese se ha perdido, (también yo).

 Otros ejemplos:

> Tened cuidado, que no se os caigan esa copas, son de cristal de Bohemia.
< ¡Tranquila! No se nos van a caer.
> ¿Otra vez se te ha fundido una bombilla?
< Que yo no he hecho nada ¿eh? Se ha fundido sola.

Para el ‘se’ de énfasis consultar la entrada antigua en la que se explica.


2 opiniones en “Reflexiones compartidas. Las pasivas con ‘se’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *