Reflexiones compartidas (2).

El orden lógico ¿y el juego?
Pregunta:
¿Qué opinas de los ejercicios de ordenar? Me refiero a los de este tipo.
  1. Ordene estas frases.
Ejemplo: de/ copa / cristal / es / esta à Esta copa es de cristal
  1.  ¿eso / qué / ahí / es / de?
  2. ¿aquel / cómo / se llama / señor?
  3. vivimos / casa / en / esa.
  4. la / aquella / profesora / es
  5. ¿quieren / bocadillo / este / aquel / o?
  6. en / edificio / aquel / trabajamos.
Respuesta
Ese tipo de ejercicios -los de ordenar lógicamente- pueden resultar muy útiles a personas que proceden de lenguas cuyo orden lógico no corresponde con el del español (SVO). Sé, porque los he probado muchas veces, que causan desazón al principio, pero la experiencia me ha demostrado que al final son como un juego, sobre todo si tú misma pones las palabras en tarjetas y las repartes a pequeños grupos que deben jugar con ellas como con un dominó, algo parecido a lo que hay en el «Dominó de la lengua» de Actividades lúdicas para la clase de español.
Otra posibilidad es la siguiente:
  1. Divide la clase en grupos con tantos miembros como palabras o divisiones tenga la oración; por ejemplo, cinco personas para el caso 1.
  2. Entrega a cada persona una tarjeta con una palabra de la serie. También se puede hacer entregando folios donde la palabra esté escrita de forma muy grande.
  3. El grupo tiene que moverse para colocarse en el orden que crean lógico y mostrar a la clase sus tarjetas o folios.  Los otros grupos pueden opinar, pero será el grupo quien decida si quieren corregir el orden que ha elegido.
  4. Juntando dos grupos, se podría escribir una sencilla historia en la que aparezcan dos de las oraciones «colocadas».
Te juro que hablan y se ríen.  
No hay que abusar de esta propuesta, pero es una manera lúdica, apoyada por lo kinésico, de visualizar el orden de las frases.  Después, conviene trabajar de forma más tradicional en el cuaderno para fijar la esctructura.

@J@.
A la hora de dividir oraciones hay que hacerlo de acuerdo con el nivel y teniendo en cuenta con qué objetivos se hace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *