El culto a los paraguas

Estoy asombrada por la atención que los japoneses les dedican a los paraguas. Tienen fundas de plástico para envolverlos y que no mojen a nadie. Te los prestan en el hotel. Además, tienen lugares, por ejemplo a la entrada de un museo, donde dejas “aparcado” tu dichoso paraguas asegurado con un candado y una llave. Véase la foto. Entras en el museo tan a gusto. Te recreas y decides que, a pesar de la lluvia, vas a pasear por ese maravilloso jardín de colores cambiantes. Y ¿qué te encentras? Pues con un señor que te presta uno para que no tengas que ir a buscar el tuyo. . En otros países también llueve mucho, pero ¿hay este culto al paraguas?
Viajar para ver.

Etiquetado en:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *